Domingo, 20 Febrero 2011 17:18

Jardines impresionistas

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

¿Has soñado alguna vez con que paseas por un jardín en una eterna primavera? Abres una puerta y estás allí, en un mundo lleno de armoniosos colores y aromas frescos que te llenan el espíritu de nuevas ilusiones de vida.

Un cuadro impresionista es así, tierno como los primeros brotes de la primavera, lleno de pequeñas pinceladas rebosantes de color que impregnan el lienzo de luz.

Hace más de un siglo hubo unos pintores que decidieron salir de sus cerrados estudios a buscar en la naturaleza esa luz tan difícil de plasmar, y lo que más fácilmente encontraron fueron los jardines de sus casas, sus huertos, los parques de su ciudad, los grandes espacios verdes de los palacios cercanos.. y eso pintaron. Manchas de color que se convierten en caléndulas, azucenas, nenúfares, malvas reales, hortensias, gerberas, margaritas, amapolas, dalias, lirios, rosas, glicinias.. Jardines de su entorno en los que se ve a la gente de su momento con una vida muy distinta a la nuestra, en la que el tiempo corría diferente a ahora.

Los inviernos eran duros, pero cuando llegaba la primavera era un buen momento para dar un relajado paseo entre tanta belleza, o salir al jardín a tomar una taza de té y charlar animadamente con los amigos, leer un libro, echar una siesta o cultivar alguna hortaliza, cortar ramilletes de flores para adornar la casa, hacer una excursión al campo y jugar como niños entre los árboles. Sí, eran otros tiempos y otras vidas, pero hay algo que no ha cambiado: la primavera. Año tras año sigue viniendo a visitarnos y a llenarnos de energía, y año tras año sigue pidiéndonos que salgamos a los jardines, que respiremos sus aromas y que admiremos su belleza y su esplendor. Manet, Renoir, Monet, Pissarro, Tissot, Morisot, Sargent, Cézanne, Gaugin, Van Gogh, Klimt, Toulouse-Lautrec, Sorolla.. gracias por recordarnos que por muy largo que sea el invierno, siempre vuelve la luz. Gracias.

La exposición JARDINES IMPRESIONISTAS estuvo en Madrid en el Museo Thyssen Bornemisza y en la Fundación Caja Madrid desde el día 16 de noviembre de 2010 hasta el 13 de febrero de 2011.

Visto 1770 veces Modificado por última vez en Lunes, 17 Septiembre 2012 10:50

Lo último de Rebeca Sánchez Sánchez