Domingo, 29 Septiembre 2013 11:06

La vid Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

     La vid era la planta consagrada al dios Baco o Dionisio, según hablemos del dios romano o griego, al cual se le atribuía el descubrimiento de la vid, su cultivo y la elaboración del vino.


     Un día en el que el dios paseaba por el campo, se percató de una pequeña planta. Esta planta era una vid. Para conservarla, cogió a la plántula y la trasplantó a un hueso de pájaro. Según fue creciendo, la trasplantó primeramente a un hueso de león y posteriormente a uno de asno. Así la planta fue creciendo, hasta dar frutos. Dionisio entonces comió unos frutos de la vid, dándose cuenta que estos fermentaban, descubriendo así el vino, el cual hacía que los hombres mostrasen las cualidades de los animales en cuyos huesos se había plantado la vid: la alegría de los pájaros, la fuerza del león y la estupidez del asno.

     Otra interesante leyenda cuenta como el hijo de Dionisio y Ariadna, veía como una cabra de su rebaño volvía al redil separada de las demás y saltando de júbilo. Estófilo, hijo del dios, vigió a dicha cabra, viendo como esta se separaba del rebaño para comer los frutos de lo que hoy conocemos como viña. Fue entonces cuando a Estófilo se le ocurrió la idea de exprimir los frutos y obtener el vino.

Visto 1621 veces

Lo último de Eduardo Moreno Schez.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « El girasol El ciprés »