Viernes, 28 Junio 2013 20:10

El pino Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Qué bien huelen los pinos
cuando el Sol los calienta,
y que bien pasa el tiempo
persiguiendo nubes en el cielo.

Así comienza una canción de "El último de la fila", y que razón tienen. La verdad, esta estrofa me gusta mucho, quizás porque me recuerda al pueblo de mi madre, una pequeña aldea de Albacete, relativamente cerca de Ferez, pueblo natal de Manolo García, y rodeada completamente por riscos, un pequeño río y numerosos y enormes pinos.


Por si no os habéis dado cuenta, la planta seleccionada para el artículo de este mes, es el pino.


En este caso, como en muchos otros, hay varias versiones o mitos, de los cuales seleccionaré un par.


La primera cuenta como la diosa Pitis era pretendida por dos dioses, Pan, el dios de los pastores y Boreas, dios del viento del norte. Al final, el que se llevó el gato al agua, fue Pan, y como no, como pasa con todos los dioses que son rechazados, Boreas, celoso, despeño a Pitis desde un peñasco, provocándole la muerte. Fue entonces cuando Gea, diosa de la tierra, apiadándose de Pitis, la transformó en un pino y en recuerdo a ésta, Pan adornó su frente con una corona de ramas de pino, y además, se dice que cuando sopla el viento del norte y agita las ramas de los pinos, se oyen los gemidos de Pitis.
La siguiente leyenda fue narrada por Ovidio. Esta cuenta como Atis, un atractivo muchacho de Frigia, fue seleccionado por la diosa Cibeles para custodiar su templo, exigiéndole lealtad y castidad. Pero sucedió, que Atis se enamoró de la ninfa Sagaritis, hasta el punto de ceder al éste amor. Cibeles indignada mató a Sagaritis y enloqueció a Atis, el cual, subió al monte Dictino y se castró con sus manos bajo un pino, y fue entonces cuando Cibeles transformó a Atis en un pino.

Visto 8105 veces

Lo último de Eduardo Moreno Schez.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Narciso