Viernes, 29 Marzo 2013 10:58

El granado Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Cuenta el mito que un día la bella diosa Perséfone, hija de Zeus y Demeter, se encontraba en el campo recogiendo flores, cuando de repente se abrió la tierra de donde salió Hades, dios del inframundo, y éste rapto a Perséfone.

Demeter, diosa de la agricultura, al enterarse del rapto de su hija, dejó de lado su labor, por lo que los campos se perdieron y la gente podía morir de hambre. Demeter desesperada fue a pedir ayuda a Zeus, rey de los dioses. Éste le comento a Demeter que Perséfone podría volver a la tierra pero sólo en el caso de que ésta no hubiese comido nada del inframundo, ya que estas eran las reglas de las Parcas.

Pero un día Perséfone, caminando por los jardines del palacio de Hades, cogió una granada y comió unos granos de una granada. Zeus al enterarse de lo sucedido trató de complacer a Demeter, por lo que resolvió que en cada año, Perséfone estaría un tercio del año en el inframundo y el resto en la tierra. Demeter complacida reanudó su labor y los campos volvieron a ser fértiles, aunque según Perséfone estuviese en la tierra o en el inframundo Demeter estaría más o menos contenta, por lo que el estado de los campos variaría, y así se formaron las estaciones.

Visto 1470 veces Modificado por última vez en Martes, 02 Abril 2013 17:03

Lo último de Eduardo Moreno Schez.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Ya florecen los almendros La anémona »