Martes, 26 Febrero 2013 14:33

Ya florecen los almendros Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En cuanto al sentido mitológico del almendro, este posee varias historias que narran su aparición en el mundo y aquí os voy a contar un par de ellas.

La primera de ellas cuenta que Acamante tuvo que partir a la guerra de Troya. Cuando esta terminó, Acamante volvió a Grecia, pero debido a una vía de agua se retrasó en su regreso. Fílide, su amante, al esperar el regreso de su amado, se trasladó nueve días a la costa, pero al no ver regresar a su amante se murió de pena y la diosa Atenea, al ver lo ocurrido transformó a Fílide en almendro.

Cuando Acamante arribó a la costa de Grecia, el único consuelo que tuvo fue abrazarse al tronco del almendro, el cual respondió llenándose de flores.

Similar es la historia de Demofonte y Filis. Ésta narra como Demofonte se desposa con Filis en Tracia, pero por razones desconocidas, este se traslada a Atenas, prometiendo que en un año volvería. Entonces Filis le regaló un cofre, el cual sólo podía abrir en caso de perder la esperanza de regresar a su lado.

Llegada la fecha, Filis esperó nueve días, pero al no venir su amado, pues se casó en Atenas con otra mujer, se suicidó. Los dioses apenados transformaron a Filis en almendro.

Cuando Filis murió, Demofonte sintió la necesidad de abrir el cofre. Cuando lo abrió, salió un espectro, asustando al caballo, el cual tiró a Demofonte, muriendo atravesado por su propia espada.

Pero aun queda otro mito. Sucedió que el dios Zeus tuvo una polución nocturna, y cuando el semen llegó a tierra, nació un ser andrógino llamado Agdistis. El resto de dioses opinaban que sólo podía tener un sexo, por lo cual castraron a Agdistis. Entonces, del miembro amputado surgió un almendro.

Espero que os haya gustado y entretenido. Y al próximo mes, mas.

Visto 2544 veces Modificado por última vez en Jueves, 07 Marzo 2013 16:02

Lo último de Eduardo Moreno Schez.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Mirra El granado »