Domingo, 23 Diciembre 2012 11:29

El laurel

Cuenta la leyenda que el dios Apolo, canon de la belleza masculina, tras matar al monstruo Pitón se burló del arco y las flechas del dios Cupido. Cupido o Eros según la mitología romana o griega, poseía dos tipos de flechas, unas de oro que provocaban el enamoramiento y otras de plomo que producían el efecto contrario. Este último dios, rabioso por la ofensa de Apolo, le lanzo una flecha dorada a Apolo y una flecha de plomo a la ninfa Dafne, por lo que Dafne fue perseguida, llegando hasta la extenuación. Cuando Apolo estaba a punto de cogerla, ésta le pidió a su padre el Río Peneo que le ayudase. Peneo compadeciéndose de su hija la transformó en laurel y Apolo sólo pudo abrazar a su cuerpo convertido en tronco, el cual gimiendo dijo que al igual que los cabellos de él conservan siempre el mismo color, las hojas de laurel permanecerán siempre verdes.

Publicado en Jardinería y Cultura
Miércoles, 21 Noviembre 2012 15:36

Jacinto

Jacinto en florLa leyenda que os voy a contar a continuación no será la más extensa, pero si digna de un culebrón, ya que además de ser una historia de amores no correspondidos, se trata de la primera historia homosexual de la mitología greco-romana.

El protagonista de esta historia se llamaba Jacinto, un hermoso joven objeto de deseo no sólo del bello Apolo, dios del Sol, sino también del dios del viento del oeste, Céfiro. Un día, Jacinto y Apolo estaban jugando a su deporte favorito, el lanzamiento de disco. Cuando le tocó a Apolo tirar dicho objeto, Céfiro, consumido por los celos, ya que no era correspondido por Jacinto, hizo que el viento desviase el disco, golpeando e hiriendo de muerte a Jacinto. Apolo consumido por el dolor al ver su amor muerto, hizo que de la sangre derramada de Jacinto naciese una flor, que todos hoy conocemos por Jacinto.

Publicado en Jardinería e Historia
Página 2 de 2

Artículos más visitados