En otro artículo aparecido hace unas semanas, comentábamos la gran importancia que tienen las heladas primaverales para nuestras plantas. Si bien, decíamos, no son heladas demasiado fuertes (como lo son las que aparecen a lo largo del invierno) son mucho más dañinas dado que se producen en un momento delicado, con los tejidos vegetales tiernos y sus floraciones, a menudo, en su máximo esplendor.

Publicado en Nuevas Tecnologías

Artículos más visitados