Sábado, 06 Octubre 2012 18:12

El vandalismo Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

VandalismoUna muestra más de que aún nos falta mucho camino por recorrer en cultura de valoración de lo público y, en especial, de esos seres vivos indefensos que lo único que hacen es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, es el hecho que vengo a denunciar.

Una vez más los energúmenos la han emprendido con los ciruelos rojos de la calle Virgen de la Soledad. Porque no es ni la primera ni la segunda ni la tercera vez que ocurre. Una noche de juerga, parece que no es para recordarla si no se troncha uno de esos pobres árboles. Memos violentos cobardes tenemos muchos por aquí, seguramente demasiados ¿alguien los quiere para llevárselos a su tierra? Aquí no los queremos.

Mientras el número de vegetales pacíficos se va reduciendo gracias a la acción de estos merluzos, no parece que ellos sin embargo reduzcan igualmente su número. ¿Qué debemos hacer? Estos gallitos nocturnos se aprovechan de que los vecinos no solemos tomar parte cuando vemos una acción así. Os puedo asegurar que si veo un caso como este no me quedo callado pero no es lo habitual debido a que seguramente me tendría que enfrentar sólo a semejante canalla (o canallas, probablemente, ya que esta ralea suele actuar en grupo, no sea que el árbol se vuelva hacia él y se ponga violento); si todo el vecindario saliéramos unidos a parar esta masacre vegetal es fácil que se lo pensaran dos veces la próxima vez. En otras culturas, en otros países, en otras ciudades, ocurre así y es por ello por lo que sucede en mucha menor medida; los violentos callejeros en otros lugares sufren una intensa presión social.

Mucho tenemos que cambiar, repito, pero lo que está claro es que si la solución no pasa por tener un policía en cada esquina, algo que no deseo en absoluto, debemos unirnos para parar algo que nos afecta muy negativamente a todos.

Visto 3404 veces Modificado por última vez en Domingo, 11 Noviembre 2012 08:20