Sábado, 10 Septiembre 2011 12:10

Valores de la Jardinería

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Esta es una pequeña recopilación de por qué la práctica de la jardinería, y toda la cultura que la rodea, promueve valores de gran importancia para el ser humano y contribuye a hacer del mundo un lugar mejor.

Sensibilización medioambiental, protección de la naturaleza y de los seres vivos

Nada mejor que conocer a los seres vivos para apreciarlos y protegerlos. Y nada mejor que empezar por la naturaleza que tenemos más próxima, la que conocemos en nuestro día a día. Además no sólo por sus plantas; un jardín no puede estar completo sin nidales y comederos para pájaros, un estanque con peces, tortugas, insectos polinizadores,... la naturaleza en plena ebullición.

Valoración de la biodiversidad

Un aficionado a la jardinería avanza continuamente conociendo nuevas especies y variedades. Prueba nuevas semillas, bulbos, arbustos,... Hay miles de especies y variedades por conocer en profundidad.

Sincronización con las estaciones y el clima

Se trata este de un valor muy interesante sobre todo en ambientes urbanos donde el clima artificial de los edificios a veces nos desvincula del ciclo natural de las cosas. Sin embargo, nuestra sincronización con este ciclo es fundamental para nuestro bienestar y nuestro desarrollo personal.

Paciencia

No es una afición para impacientes. Todo lleva su tiempo y por muy bien que tratemos a nuestras plantas, no conseguiremos que crezcan de un día para otro ni que florezcan antes de lo que marca su ciclo biológico.

Imaginación

Una de las fases de mayor disfrute para el aficionado es el proceso de imaginar cómo le gustaría que fuera su jardín, terraza, balcón,... y llevarlo a cabo.

Responsabilidad

Las plantas que quedan a nuestro cuidado a menudo sobrevivirían a duras penas si relajamos nuestras atenciones.

Curiosidad

Qué hace que una planta florezca, cómo se mejora la germinación de unas semillas, qué debo hacer para multiplicar mis bulbos... son algunas de las muchas preguntas que surgen continuamente.

Valores estéticos

Este es uno de los primeros valores que sugiere el gusto por la jardinería. Por muy bien cultivadas que estén las plantas, si éstas no se combinan adecuadamente, alturas, color, texturas,... no conseguiremos complacernos observando el fruto de nuestro trabajo.

Planificación y organización

No hay sitio para los desorganizados ni los que son incapaces de planificar en el mundo de la jardinería. Si deseas tener rosas en primavera, más vale que plantes, podes y trates a tus rosales en el momento adecuado y tengas listas tus herramientas y los materiales que vayas a usar.

Orden y limpieza

Un jardín bonito es un jardín limpio y ordenado. Las tareas de retirada de restos vegetales son quizá las que llevan más tiempo a lo largo del año de todas las que conlleva el cuidado de las plantas ornamentales.

Capacidad de observación

Para comprender las necesidades de nuestras plantas es imprescindible una cuidadosa observación. Pasar por alto un problema puede llevar al traste con meses o años de cuidados.

Atención a los detalles

De nada serviría ser capaz de observar un cambio, un sutil empeoramiento del aspecto de nuestras plantas si no prestáramos la suficiente atención como para encontrar la causa y su solución. Y todos sabemos que una planta ornamental con un aspecto poco atractivo deja de tener gran parte del valor para el que ha sido cultivada.

Visto 4189 veces Modificado por última vez en Martes, 13 Octubre 2015 07:36

Artículos relacionados (por etiqueta)