Jueves, 14 Julio 2011 17:23

Jardines ingleses Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Quizás algunos me llamarán oportunista, por eso de apuntarme a la defensa de ciertos jardines que en teoría no debiesen encajar en nuestros paisajes, ya sea el caso de los campos de golf, como muy bien defendió nuestro querido Jonathan, o como en mi caso, el jardín de estilo inglés.

Cuando un servidor era joven, más aun si cabe (jejeje), odiaba todo jardín que se basase en césped, con cuatro pinos, dos o tres cedros y otros tantos cerezos-ciruelos. Cuando los recorría y observaba sentía la impresión de que faltaba algo, algo que no sabía describir, hasta que cierto año me decidí a hacer un viaje por Irlanda, y por fin descubrí lo que le faltaba a los jardines de estilo inglés en España, flores, muchas muchas flores.

Concretamente ahora me acuerdo de un jardín, no sé si en Belfast o en Dublin, en el que al recorrerlo se diferenciaban diferentes espacios, entre los que había una zona de pradera, unos invernaderos, zonas arboladas, un jardín chino o una rosaleda. Lo que no recuerdo en este jardín pero si en otros es lo que se llama mixed border, que consistía en un paseo bordeado por un conjunto de plantas floríferas (no sé si equivalente en lengua castellana).

Tras este viaje tan interesante, tras matricularme en las asignaturas de jardinería de mi escuela y tras estar yo solo con mi profesor en clase le comenté: “he viajado por Irlanda y después de ver sus jardines he llegado a la conclusión de que ha habido una mala interpretación de la estructura de los jardines ingleses por parte de los que se dedican a la jardinería en España”. Tras esto mi profesor dijo un rotundo “si”, y después un “bueno las condiciones son diferentes”. De estas dos respuestas yo elijo las dos, aunque algunos pensareis que esto es trampa, pero es como pienso. Os explicaré por qué elijo las dos. En primer lugar porque se abusa demasiado de la plantación de árboles o arbustos de gran tamaño, pareciendo que si hay un hueco libre en la zona encespedada hay que rellenarlo, destruyendo así las zonas dedicadas al césped. También se podrían realizar espacios de flores, no como los que se practican ahora, que no son más que unos espacios de tierra con pensamientos, petunias u otras plantas de temporada que muy bien hacen su servicio en la mediana y en los laterales de la Castellana, pero se podrían realizar mixed border con otro tipo de plantas, ni las típicas de temporada ni plantas que no se adapten a nuestro clima. Y en segundo lugar, opino que sí que hay problemas de diferentes condiciones entre los jardines ingleses y los nuestros, principalmente el vandalismo, que saquea y destroza nuestros jardines, ya sea dejando el suelo blanco de bolsas tras un botellón o tras llevarse su ramito de flores cogidas de los parques.

Por último quería citar unos comentarios que me hicieron unos profesores de la escuela: “el césped no es sustituible”, en el sentido que la sensación que produce no se puede alcanzar ni con tapizantes como la hiedra ni con ningún tipo de árido. Y también “la solución en el diseño de jardines no es única”, que si yo no interpreté mal vendría a decir que en la jardinería todo tiene su importancia y su espacio.

Muchas gracias por leer el artículo, espero que os haya gustado y espero ver vuestros comentarios (no seáis muy crueles, please).

Pd. Las imágenes de este artículo son enlaces con algunas fotillos de mi viaje a Irlanda.

 

 

 

Visto 3295 veces Modificado por última vez en Lunes, 17 Septiembre 2012 10:50

Lo último de Eduardo Moreno Schez.