Miércoles, 22 Junio 2011 21:42

Tareas del mes de julio

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En julio las temperaturas son más altas, esto trae consigo un incremento de la actividad metabólica de nuestras plantas y de los seres vivos que rodean el jardín, éste aumento de la actividad vegetativa viene de la mano de nuevas necesidades que debemos atender.

 

Exceptuando todas las plantas que han completado su ciclo vegetativo por éstas fechas, el resto veran sus necesidades de poda, riego y nutrición incrementadas. El aumento de la actividad orgánica y la temperatura traerán consigo nuevos enemigos a nuestro jardín.

Riego

El riego se convierte en el factor decisivo para el éxito de nuestros cultivos y césped, como hemos explicado en otros artículos buscaremos los tiempos de riego óptimos. Prestemos especial atención a todas las plantas en maceta, la turba al secarse tiene el inconveniente de repeler el agua y durante el riego el agua es evacuada sin que llegue  a empapar la tierra, para evitar ésto podemos colocar un recipiente bajo la planta que recoja el agua drenada y remoje todo el cepellon, después de esto es aconsejable vaciar el plato.

Podas

Es el momento de evitar el crecimiento desmesurado de las arbustivas como el cotoneaster o la forsitya. Recordar que un despunte o un pinzado de yemas es siempre mejor remedio que futuras podas agresivas. Respetando aquellas cuya floración se aproxima como el hibisco o el júpiter.

Saneamos las rosas, dalias, lirios, tagetes etc, marchitas, las flores secas afean el jardín y constituyen un reservorio de enfermedades.

Césped

Nuestro césped necesita mas riego y una siega semanal como mínimo. Atenderemos a las malas hierbas que como el trébol invaden la verde pradera, las eliminaremos incluso antes de tener que recurrir a herbicidas. Después del tirón primaveral y las sucesivas siegas es posible que se encuentre algo desnutrido; podemos aplicar abonos granulados con moderación para que el verdor tenga continuidad.

Plagas

En éstas fechas comienzan a aparecer los ácaros como la araña roja, para evitarla humedeceremos repetidas veces los cultivos sensibles y para combatirla empleamos acaricidas.

Muy común en los setos de coniferas es la cochinilla la cual es necesarito tratar para prevenir enfermedades  posteriores más graves como la negrilla.

En los lugares humedos los caracoles y limacos estarán haciendo de las suyas, cuencos de cerveza y cebo antilimacos nos serán de enorme ayuda.

Visto 1554 veces Modificado por última vez en Martes, 25 Septiembre 2012 06:30